Este blog hace referencia a las diferencias que enfrentan a las partes. Estos problemas pueden ser de diferentes tipos (diferentes valores, diferentes puntos de vista en las decisiones…).

Es más fácil comprender un conflicto si atendemos a los siguientes términos: asuntos, intereses, necesidades y posiciones.

  • Asuntos: Serían las diferentes áreas de incompatibilidad que tenemos que tratar para solucionar el problema.
  • Los intereses: El motivo por el que cada uno de los intereses interesa o importa a las personas.
  • Las necesidades: Lo mínimo que se necesita para satisfacer a la persona.
  • Las posiciones: Comportamientos y actitudes concretas para resolver un conflicto.

Para iniciar el proceso de resolver un conflicto, es necesario conocer cuáles son las necesidades e intereses reales que lo originan y tratar de evitar centrarse en soluciones posicionales.

 

Los intentos irán dirigidos hacia:

  • Separar a las personas de los problemas; para ello es necesario aclarar las áreas de interés y los problemas más concretos.
  • Descubrir las necesidades e intereses (origen de los problemas).
  • Identificar los principios y valores comunes.

Author Leonard

More posts by Leonard

Leave a Reply

Tel. +34 697549121
Email. contacto@glab2b.com

© 2022