Aunque existen diferentes modelos teóricos para explicar la dinámica del conflicto, nos centraremos en el modelo de Kenneth Thomas por ser el más extendido.
Según este autor, su modelo basa la “dinámica” del conflicto en una sucesión de episodios entre las partes en conflicto que serían las siguientes:

 

  •  Conciencia del conflicto. Las partes del conflicto no perciben o valoran la situación de la misma manera. El episodio comenzaría cuando una de la partes es consciente de que la otra parte le afecta o puede hacerlo de modo negativo. Por este motivo se podría definir el conflicto básicamente como un problema de percepción.
  • Pensamientos y emociones. Cuando el problema ya se ha percibido, se interpreta a través de los pensamientos y las emociones. Son considerables las emociones que se pueden experimentar ante una situación de conflicto: miedo, rabia, alegría, etc. Por ello es importante entender las emociones, tanto las propias como las ajenas. Es importante investigar sobre lo que las produce y gestionarlas de forma adecuada ante cualquier proceso de negociación o conflicto.
  • Intenciones. Es importante cuando estudiamos el conflicto tener en cuenta las intenciones de las partes (estas intenciones serán resultado de las emociones y de las percepciones de las partes).
  • Conductas. Se definiría como la parte que podemos ver de un conflicto, las acciones que lleva a cabo el individuo.
  • Resultados. Los resultados son las decisiones finales a las que llegan las partes en conflicto.

Author Leonard

More posts by Leonard

Leave a Reply

Tel. +34 697549121
Email. contacto@glab2b.com

© 2022